El comercio de la calle Nueva de Figueres (Girona, Alt Empordà), antiguamente regentado por Josep Mension y que ahora conducen LLuis y Gemma Font, tiene más de 50 años de experiencia, pero se mantiene fiel a la venta de colchones de buena calidad a un precio muy ajustado. Aparte del antiguo local, Matalasseria Font también dispone de otro, dedicado únicamente a la exposición, sobre todo de colchones de gama alta.

Evidentemente, el sector de la colchonería también ha evolucionado a marchas forzadas. Según Gemma Font, primero llegó el de muelles, después, el de látex, también el viscolástico, combinado con HR o con muelle. Pero también se están introduciendo cada vez más elementos naturales, como el de bambú.

Un poco de historia ...

La historia de Matalasseria Font, de Figueres, antaño, conocida como Can Mension -algunos nostálgicos aún le llaman así en la actualidad- es especialmente entrañable. No en vano, es uno de los comercios más antiguos de la ciudad, que, con toda probabilidad, arrancó a principios de siglo. En aquel tiempo, el padre de Josep Mension -que años más tarde traspasaría el negocio a Lluís Font- se dedicaba al oficio de bastero -por otro lado llamado sillero, ya que fabricaba sillas para montar-. Poco a poco, el negocio subió al carro del progreso, y el padre de Mension empezó a hacer colchones de lana para, luego, ver nacer el de muelles, cuando el hijo ya regentaba el establecimiento. La antigua colchonería de los Mension puso punto final a su larga etapa en el 1993, cuando fue traspasada a Lluís Font, que ha querido conservar la carcasa y todos aquellos detalles que ponen en evidencia cuyas páginas había escrito la vieja tienda de la calle Nou. Ahora, su hija, Gemma Font, le ha tomado el relevo, ya hacía cerca de nuevo años que removía, y es la actual propietaria.